Casa J&E

El solar, de fuerte pendiente, presenta un desnivel, en el punto más alto de la parcela, de 17,50 m aproximadamente. Por tanto, la solución adoptada viene determinada fundamentalmente por las ordenanzas del Plan Parcial del Centro de Residencial Anaga y el Plan General de Ordenación Urbana de 1992 de Santa Cruz de Tenerife, subsidiariamente. Estableciendo unas condiciones de ocupación y alturas, tales que se trata de sacarles el mejor partido integrando la edificación a las vistas dominantes, la vivienda trata de resolver el programa de necesidades facilitado por los promotores, y responde a una vivienda unifamiliar, de 3 plantas, con 2 plazas de garaje, 3 dormitorios y estudio. El solar, de fuerte pendiente, presenta un desnivel, en el punto más alto de la parcela, de 17,50 m aproximadamente.

Por tanto, la solución adoptada viene determinada fundamentalmente por las ordenanzas del Plan Parcial del Centro de Residencial Anaga y el Plan General de Ordenación Urbana de 1992 de Santa Cruz de Tenerife, subsidiariamente. Estableciendo unas condiciones de ocupación y alturas, tales que se trata de sacarles el mejor partido integrando la edificación a las vistas dominantes, la vivienda trata de resolver el programa de necesidades facilitado por los promotores, y responde a una vivienda unifamiliar, de 3 plantas, con 2 plazas de garaje, 3 dormitorios y estudio.

A partir de aquí, planteamos la vivienda sobre dos premisas básicas: el soleamiento este-sur-oeste y la oportunidad de ofrecer el máximo espacio libre. Por ello, decidimos edificar dos volúmenes muy puros; una pieza de poco ancho ajustada a la cara norte, que permite liberar una amplia franja -permitiendo la vida exterior, adaptada a nuestro suave clima-, y una caja de hormigón visto que trepa sobre este primer volumen y, limpiamente, se configura como atalaya desde la que se aprecia el conjunto de la vivienda.

El acceso desde la calle se produce a través de un patio aromático y soleado, que trae la luz al garaje, cualificándolo, y de paso dota a la casa de un recorrido ritual: el camino diario, bajo la piscina luminosa a través del patio del naranjo, nos conduce a la planta alta entre aromas de azahar y brillos líquidos.
Al final, cada esquina responde al mismo espíritu: materiales que respiren y crezcan con sus habitantes, optimización de la iluminación natural, transparencia y calidez. Los muros de contención y medianeros, al igual que el acceso general, reinterpretan la roca basáltica y se pliegan ofreciendo a los propietarios un nuevo paisaje directamente inspirado en el lugar.

SITUACIÓN

C/ Dr. Jaime Chaves, Urb. Anaga, Santa Cruz de Tenerife

AÑO

2011

FOTOGRAFÍAS

José Ramón Oller

pano9
pano11-1
pano8-1
pano-2
MG_9781
MG_9764
pano5
pano7
pano6-1
MG_9783
pano3-1
pano10
pano1-1
MG_0613
MG_0587
MG_0611
MG_0578
MG_0571
MG_0558
MG_0497
MG_0527
MG_0511
MG_0513
MG_0515
MG_0509
MG_0500
MG_0493
MG_0482
MG_0413
MG_0474
MG_0494
MG_0410